rellenos_facialesSon utilizados para despedirte de esas líneas finas o profundas, aumentar tejidos blandos (como los labios) se utilizan los relleno faciales.

Para este fin se pueden utilizar:

  1. Inyección de grasa

La inyección o injerto de grasa tiene innumerables aplicaciones en la cirugía estética. Es una técnica muy popular y se utiliza en áreas del cuerpo que requieren volumen. Es un proceso seguro, de larga duración y con resultados excelentes.

Las áreas que con más frecuencia se realiza el procedimiento en la cara son los surcos nasogenianos, labios, entrecejo, surcos mentonianos, mejillas.

  1. Ácido Hialuronico

Es una sustancia cristalina y transparente presente sobre todo en la piel, rellenando (junto con otras sustancias) el espacio entre las diversas fibras. Se encuentra en gran cantidad en todos los organismos jóvenes y se va destruyendo con el tiempo. A los 50 años, por ejemplo, sólo nos queda un 50% de nuestro capital de ácido hialurónico

El ácido hialurónico constituye un gran producto de relleno de las arrugas. Es más duradero, provoca menos reacciones alérgicas y contribuye a borrar las arrugas, se inyecta en la piel con la ayuda de una jeringuilla muy fina. Rellena los tejidos bajo la arruga y devuelve a la piel su aspecto liso y natural.

  1. Plasma rico en plaquetas

El plasma rico en plaquetas es uno de los tratamientos regenerativos antienvejecimiento más novedosos, devuelve a la piel su vitalidad y brillo.

Se obtiene por centrifugación diferencial de sangre autóloga, es decir, extraída del mismo paciente, al ser utilizado mediante microinyecciones, en las zonas más flácidas del rostro y del cuello, estimula la producción de colágeno, elastina y tejido epidérmico, lo que se traduce en una piel joven, tersa y de mejor calidad. Da resultados muy satisfactorios cuando se utiliza para: rejuvenecimiento facial, fortalecimiento capilar, celulitis, estrías o cicatrices.

 Es un preparado no tóxico, no alergénico,  cuya función está directamente ligada a la liberación de los factores de crecimiento de las propias plaquetas.

Estos factores de crecimiento son recuperados e inyectados directamente en las zonas de la cara, cuello, escote, manos y en las partes que la paciente lo necesite. Se aplican en la dermis de la piel para estimular directamente a los fibroblastos, promoviendo la formación de un nuevo tejido, lo que producirá mayor tersura, luminosidad, elasticidad de la zona tratada.

Este tratamiento se recomienda a partir de la tercera década de la vida, edad en la que la piel empieza a perder su poder de regeneración o simplemente cuando los signos de envejecimiento son visibles. Se puede aplicar tanto como tratamiento preventivo de una piel joven o como restitutivo en una piel envejecida.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

clear formSubmit